A la sombra de la Cruz

BIENVENIDOS

A la sombra de la Cruz

 

Con estas palabras queremos saludar a cuantos os acercáis a la realidad de esta Iglesia de Toro, en la Diócesis de Zamora, en plena tierra castellano leonesa.

A la sombra de la Cruz, porque es desde esta sombra desde dónde esta tierra ha nacido, ha crecido y es lo que es… la sombra rica, preñada de esfuerzo, dedicación y abnegación que ha hecho que esta tierra, y en ella esta Iglesia, sea una realidad viva, fecunda y despierta.

La fértil vega del Padre Duero, riega los cimientos de la más Insigne de las iglesias toresanas, la Colegiata de Santa María la Mayor, y desde ella, los más de veinte templos y monasterios de esta Ciudad se abren al visitante como el cofre de un tesoro.

Un tesoro antiguo, como es antigua la presencia de la fe en estos lares. Un tesoro que nos son sólo piedras, santos y cuadros… un tesoro que es fe viva y vivida, oración hecha piedra y esculpida en madera. Un tesoro que habla del pasado, que nutre el presente y que impulsa hacia el futuro.

Las cinco Parroquias de esta Ciudad, cuentan con multitud de iglesias filiales, ermitas y conventos que se hacen pequeños para albergar una comunidad de fe que celebra con intensidad lo que cree. Toro, como casi toda esta tierra, es un hermoso abanico de arte, cultura, fe y tradición. Abrir ese abanico, refrescarse con él, empaparse de su vida, gustar la roja sangre de esta tierra… eso es lo que ofrecemos.

A la sombra de la Cruz te esperamos. Siéntete en tu casa, porque la Iglesia es siempre casa de todos y casa para el alma.

 

José Luis Miranda y Roberto Castaño
Párrocos “In solidum” de Toro